INICIO
VOLVER ARTICULO PRINCIPAL AQUÍ

ARTICULO
LA MÚSICA DEBE FORMAR PARTE DE LOS JUEGOS DE LOS NIÑOS Y BEBÉS

Un niño de apenas un añito de edad puede aprender a escuchar música. Elige una pieza lenta y baila con él con movimientos pausados, después pon un ritmo más rápido y salta con él.

El ritmo combinado con las letras contribuirá en gran medida a que el niño desarrolle destrezas de lenguaje. Los discos infantiles resultan útiles en la casa o en el coche para estimular la memoria. 

Un buen libro de ritmos infantiles con muchas imágenes agradará enormemente al niño, y los padres también disfrutarán representando o cantando otras canciones populares de su infancia.

También existen libros de ritmos musicales modernos que se cantan actualmente en todas las guarderías, entre estos los mejores son los que contienen música educativa (mencionando colores, números, letras, etc.).En ellas también se combinan los versos rítmicos para estimular al niño para que se fije tanto en la música como en la letra.

Las fiestas de cumpleaños pueden ser muy animadas si se preparan algunos juegos musicales para los pequeños invitados. Proponles que bailen deprisa y despacio, o bien, toca ritmos infantiles populares que ellos conozcan y en los que todos participen.

Comienza con canciones faciles como la que te dejamos para practicar:

Tengo, tengo, tengo

Tengo, tengo, tengo.
Tú no tienes nada.

Tengo tres ovejas
en una cabaña. Una me da leche,
otra me da lana,

y otra me mantiene
toda la semana.

Caballito blanco
llévame de aquí.

Llévame hasta el pueblo
donde yo nací.

Club popa.